Cáritas La Rioja pone en marcha un sistema de microcréditos para ayudar a paliar los efectos de la crisis en personas con situación de integración precaria

22 Oct 2020

  • Para el arranque de este proyecto la entidad ha contado con la ayuda de MicroBank, el banco social de CaixaBank, que ha financiado 100.000 euros para que la entidad social pueda comenzar con estos microcréditos. Cáritas La Rioja aporta a este proyecto otros 20.000 euros
  • En lo que va de 2020 Cáritas La Rioja ha entregado 456.802 euros en ayudas económicas, lo que supone un 57% más que en 2019

En lo que va de 2020 Cáritas La Rioja ha ofrecido su ayuda a 1.555 familias con 8.269 lotes alimentarios y ha entregado 456.802 euros en ayudas económicas. “Si comparamos estos datos con los datos de las cuantías empleadas en el conjunto de 2019 (289.928 euros en total), nos da una visión de la situación crítica que vivimos. Vamos camino de doblar las cuantías entregadas y seguimos recibiendo solicitudes de ayuda”, ha comenzado explicando Fernando Beltrán, director de Cáritas La Rioja.

En este contexto además surgen personas con un perfil diferente al que habitualmente atiende Cáritas La Rioja. Esta pandemia ha hecho realidad una de las advertencias del último informe FOESSA. En él se hablaba de que existían en La Rioja 47.000 personas en situación de integración precaria, próxima a la exclusión. Personas que vivían al límite de sus posibilidades y que la crisis les ha dejado sin trabajo (temporalmente o de manera definitiva). Son personas que tienen la capacidad de sobreponerse a la adversidad y salir de esa exclusión, reincorporándose al mercado laboral, pero necesitan ayuda para poder hacerlo.

Para estas personas Cáritas La Rioja ha puesto en marcha un nuevo programa de microcréditos destinado a sostenerles temporalmente en esta situación de necesidad. “Caritas siempre va a prestar su ayuda a fondo perdido a quien más lo necesite, pero estamos en tiempos de adaptación e innovación. Es necesario encontrar nuevas fórmulas adecuadas al presente que estamos viviendo. Este sistema de microcréditos con devolución del importe sin intereses supone el salvavidas de muchas personas que se han visto abocadas a la escasez transitoria por falta de recursos”, ha señalado Fernando Beltrán.

Para esta primera fase del proyecto Cáritas La Rioja ha contado con la ayuda de MicroBank, que ha financiado 100.000 euros para comenzar con el proyecto. Asimismo, la entidad social ha destinado otros 20.000 euros y además el proyecto se encuentra en fase de recepción de otras colaboraciones. “Hasta el momento se han concedido 25 micropréstamos por un importe total de 29.995 euros. Los perfiles de las personas que se han acogido a este programa son personas en ERTE que están pendientes de recibir la ayuda, personas en la economía sumergida que han perdido sus trabajos y tampoco tienen posibilidad de ayudas públicas o personas que están en trámite del Ingreso Mínimo Vital o de la Renta de Ciudadanía. Son todas ellas personas que tienen la capacidad de reincorporarse al mercado laboral y recuperar su economía, pero necesitan un colchón temporal que les ayude a aguantar su situación de crisis”, ha continuado el director de Cáritas La Rioja.

Las personas que participan de este innovador proyecto para Cáritas La Rioja se comprometen a participar de forma activa en el servicio de orientación socioprofesional de la Agencia de Colocación de Fundación Cáritas Chavicar para la búsqueda o mejora de su empleo, según cada caso. Al mismo tiempo, los receptores de estos microcréditos podrán contar con el acompañamiento de un voluntario para ayudarle a reconstruir su situación. “Una de nuestras trabajadoras sociales es la encargada de realizar la acogida y decidir, en base a un estudio de la situación del beneficiario, si es susceptible de participar en este programa o no. Pero también hemos formado un grupo de 27 voluntarios con experiencia en administración, abogacía o banca que se encargan de realizar el seguimiento y acompañamiento para que estas personas se sientan con la suficiente confianza como para recuperarse económicamente. Sólo tienen que ponerse en contacto e informarse en su Cáritas local”, ha profundizado el director de Cáritas La Rioja.

La mitad de las personas que han tramitado esta solicitud de microcrédito son personas en situación de ERTE, el 20% son personas que están pendientes de recibir una ayuda pública (bien Ingreso Mínimo Vital o Renta de Ciudadanía), el resto son mayoritariamente autónomos o personas en búsqueda de empleo. “En cuanto al tipo de ayuda, el 70 por cierto han solicitado este micropréstamo para cubrir gastos relacionados con la vivienda (alquiler, suministros o pequeñas reformas). El resto de ayudas se reparte en pago de deudas o conceptos más puntuales como el arreglo del coche para poder ir al trabajo.”, ha explicado Fernando Beltrán.

 

CaixaBank

CaixaBank es el grupo financiero líder en banca minorista en España y uno de los más importantes de Portugal, donde controla el 100% de BPI. El banco, presidido por Jordi Gual y cuyo consejero delegado es Gonzalo Gortázar, tiene 15,4 millones de clientes en el mercado ibérico; la mayor red comercial de la península, con cerca de 4.500 oficinas; y sigue reforzando su liderazgo en banca digital con 7 millones de clientes digitales. La entidad cotiza en bolsa desde 2008 y forma parte del IBEX 35, índice bursátil de referencia de la bolsa española.

La esencia de CaixaBank es un modelo de banca universal socialmente responsable, basado en la calidad, la cercanía y la especialización en productos y servicios adaptados para cada segmento. Su misión es contribuir al bienestar financiero de sus clientes y apoyar el progreso de las comunidades donde desarrolla su actividad.

CaixaBank es una entidad con una vocación profundamente social. Es también la única entidad que ofrece microcréditos a personas sin garantías ni avales, a través de MicroBank, para ayudarles a impulsar sus proyectos personales y profesionales. Mantiene un compromiso con la cultura financiera a través de múltiples iniciativas, para ayudar a que las personas tomen mejores decisiones en la gestión de su economía doméstica.

La Acción Social es uno de los pilares del Plan de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de CaixaBank dentro de su modelo de banca socialmente responsable. Además de la distribución de ayudas económicas de la Fundación Bancaria ‘la Caixa’, Acción Social promueve el voluntariado de los empleados de CaixaBank organizando Semanas Sociales, a las que se adhiere cerca de la mitad de la plantilla; esta semana estamos inmersos una nueva edición de la Semana Social que, por primera vez en su historia, se desarrollará mayoritariamente de manera digital, a raíz de la crisis provocada por la COVID-19. En la Dirección Territorial Ebro que aglutina La Rioja, Navarra y Aragón, se han programado un total de seis actividades simultáneas en los tres territorios. La recaudación que se obtenga por la participación de los empleados y clientes riojanos se destinará a Cáritas La Rioja.

 

Sobre MicroBank

MicroBank da respuesta a diferentes segmentos de población cuyas necesidades financieras no están lo suficientemente cubiertas. Juega un papel determinante en el Plan de Banca Socialmente Responsable de CaixaBank, en el que tiene encomendada la misión de promover la inclusión financiera, facilitando el acceso al crédito a todos los colectivos sociales, en especial a los más vulnerables, así como fortalecer su compromiso con el desarrollo socioeconómico del territorio.

Como único accionista de MicroBank, CaixaBank apoya a su banco social desde su creación a través de dos vías: otorgándole la financiación necesaria para el crecimiento de su actividad crediticia y comercializando sus productos a través de las más de 4.500 oficinas de la red comercial de CaixaBank para poner a disposición del cliente toda la gama de opciones con la máxima calidad de servicio y proximidad posibles.

El Plan Estratégico 2019-2021 de MicroBank ha dado nuevas energías a la entidad para afrontar los retos y objetivos planteados (creación de empleo, fomento de la actividad productiva, desarrollo personal y familiar, inclusión financiera y generación de impacto social) entre ellos, reforzar su objetivo de facilitar el acceso a la financiación a aquellos colectivos y proyectos que generen un impacto positivo para la sociedad.