Cáritas La Rioja presenta cuatro propuestas políticas encaminadas a conseguir una sociedad más justa

12 Abr 2019

Cáritas La Rioja ha presentado sus “propuestas políticas para una sociedad más justa” de cara a las próximas convocatorias electorales. Con el objetivo de “servir a la transformación de la realidad”, la entidad social ha dado a conocer “algunas ideas, tan urgentes como factibles, para que las distintas formaciones políticas puedan articular respuestas, cercanas, eficaces y de calidad, que cubran las necesidades de los más vulnerables”.

Según ha explicado José Andrés Pérez, delegado episcopal para la Acción Caritativa y Social, Cáritas demanda “una política de desarrollo regida por los derechos humanos y la sostenibilidad ambiental, poniendo en el centro las Políticas Sociales, de modo especial las que sirvan para combatir la pobreza, la exclusión social y la creciente desigualdad”. Además, ha indicado que “el marco de protección debe trabajar simultáneamente el aumento del bienestar y la reducción de la pobreza”. “Para Cáritas, la pobreza es multidimensional, y como tal, debe ser abordada desde un enfoque integral. Para ello, es importante que la inclusión contemple itinerarios de inserción diversos, a largo plazo y orientados a la promoción de las personas”, ha afirmado.

Por su parte, Luis Lleyda, director de Cáritas La Rioja, ha dado a conocer las cuatro propuestas de la entidad. Se trata de cuatro medidas destinadas a garantizar: unos ingresos mínimos a los hogares en situación de pobreza, el acceso a una vivienda digna a todas las personas, los derechos de los migrantes en situación administrativa irregular y el incremento de la cooperación internacional.

 

Las propuestas

Cáritas propone, a nivel confederal, un sistema de garantía de ingresos mínimos para que toda persona en situación de pobreza tenga derecho a un ingreso mínimo. Según explica Luis Lleyda, “en La Rioja esta garantía se cubre a través de la Renta de Ciudadanía, pero tras un primer periodo de implantación, constatamos varias necesidades”.

“Se deben adoptar medidas que posibiliten el cumplimiento efectivo del plazo legal y reglamentariamente previsto para su resolución, modificando al efecto el sentido del silencio administrativo. Además, la renta debe ir destinada a todos los hogares que estén bajo el umbral de la pobreza, independientemente de que tengan otros ingresos o prestaciones. Y, por tanto, también ha de ser compatible con ingresos laborales mientras no se alcancen unas cuantías que garanticen unos mínimos dignos”, ha afirmado.

Asimismo, señala que “es necesario un incremento sustancial de las cuantías y el volumen de las prestaciones”. Por último y en este sentido, el director de Cáritas La Rioja ha indicado: “Entendemos que cualquier sistema de Garantía de Ingresos debe dar una respuesta global a la pobreza. Por ello, se deben reforzar las prestaciones destinadas a las familias de baja renta e hijos a cargo, configurando complementos que atiendan todas las necesidades (pobreza infantil, energética, vivienda, etc.)”.

En lo que respecta al derecho humano a una vivienda digna, Cáritas La Rioja plantea: potenciar la oferta de viviendas de alquiler social con precios asequibles, especialmente para personas sin recursos; aumentar el parque de vivienda pública, recuperando el modelo de Vivienda de Promoción Pública, destinándose preferentemente al alquiler o alquiler con opción de compra; y facilitar el realojamiento inmediato a personas y familias desahuciadas.

Para las personas migrantes en situación administrativa irregular, Cáritas considera necesario prevenir su vulnerabilidad. “Es preciso garantizar el acceso al padrón municipal y velar porque los ayuntamientos cumplan rigurosamente con lo marcado en la Ley de Bases de Régimen Local, especialmente en lo que se refiere al empadronamiento de ciudadanos extracomunitarios”, ha explicado Luis Lleyda. Además, la entidad anima a implantar “un paquete de derechos básicos de ciudadanía social que incluya temas de vivienda, salud y educación, para garantizar su acceso a estos derechos en igualdad de condiciones”.

Por último, Cáritas La Rioja propone fortalecer la política de desarrollo y cooperación internacional. “Solicitamos aumentar el presupuesto de la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) para que se aproxime progresivamente al compromiso internacional del 0.7 % de la Renta Autonómica Bruta -ha afirmado Luis Lleyda-. Este incremento debe llevarse a cabo con recursos de calidad a través de instrumentos claramente orientados a la protección de los derechos humanos y que recuperen el protagonismo de las organizaciones de la sociedad civil como actores clave para el fortalecimiento democrático y la justicia social”.