La Garnacha Teatro actuará el 3 de octubre a beneficio de Cáritas La Rioja en el Auditorio Municipal de Logroño

7 Sep 2021

  • La compañía, ganadora del Premio Max Aficionado 2019, representará la obra de Valle-Inclán Los cuernos de Don Friolera, un montaje reconocido con 146 galardones nacionales
  • Las entradas, numeradas y nominativas, se pueden adquirir por 10 euros en la sede de la entidad social (C/ Marqués de San Nicolás, 35), de lunes a viernes, de 9:30 h a 13:30 h

El domingo 3 de octubre, La Garnacha Teatro, compañía ganadora del Premio Max Aficionado 2019, representará Los cuernos de Don Friolera, un montaje reconocido con 146 galardones nacionales, a beneficio de Cáritas La Rioja. La actuación tendrá lugar a las 20 h, en el Auditorio Municipal de Logroño. Las entradas, que para cumplir con todas las medidas sanitarias estarán numeradas y serán nominativas, pueden adquirirse por 10 euros en la sede de la entidad social (C/ Marqués de San Nicolás, 35), en horario de 9:30 h a 13:30 h, de lunes a viernes (salvo festivos).

Además, las personas que no asistan, pero deseen colaborar pueden hacerlo a través de la fila cero abierta en:

  • Caixabank: ES30 / 2100 / 5571 / 91 / 2200197433
  • Ibercaja: ES75 / 2085 / 5652 / 80 / 0300185590
  • Bankia: ES91 / 2038 / 7494 / 84 / 3000552543
  • BBVA: ES73 / 0182 / 3500 / 27 / 0208504757
  • Santander: ES92 / 0049 / 6684 / 11 / 2016066324
  • Bizum (código 02121).

Con casi cuarenta años de historia, La Garnacha Teatro cuenta con un currículo espectacular y es considerada una de las compañías de teatro aficionado más prestigiosas de España. Las cifras lo avalan: el grupo ha realizado 37 montajes, ha ganado 69 certámenes y ha logrado 375 premios nacionales. Ha recibido, entre otros, el Galardón Bellas Artes de La Rioja y el Premio Onda Cero de Cultura.

Los cuernos de Don Friolera

La Garnacha Teatro, bajo la dirección de Vicente Cuadrado, representará Los cuernos de Don Friolera, uno de los cuatro esperpentos de Valle-Inclán, donde se presentan tres versiones del mismo suceso que corresponden con tres modos de ver el mundo: “De rodillas, en pie, en el aire”.

La primera versión (no acometida en el montaje, aunque su filosofía esta defendida en el personaje de Don Estrafalario), es la farsa popular de títeres en la que el autor mira a sus criaturas desde el aire.

La segunda es “El Esperpento” en sí, contado por Valle-Inclán (Don Estrafalario), que comienza con el monólogo de Don Friolera y las dudas entre sus dos naturalezas: la profesional, como militar debe matar; y la humana, en la que debe interpretar el papel de héroe según exige la sociedad y el Cuerpo de los Carabineros.

La tercera es el romance del ciego, forma vil e inadecuada que falsea la realidad mitificándola mediante normas e ideales tópicos.

Valle-Inclán muestra en el escenario la realidad donde vive el espectador, pero deformada de tal manera que éste quede atónito. La imagen esperpéntica obliga a tomar conciencia: vivimos una realidad estrafalaria y son grotescos los valores generales en los que ésta se fundamenta.